El juego seguro comienza con un juguete seguro

A diez días de Navidad, la mayoría estamos como locos tratando de localizar el mejor regalo para nuestros pequeños. Es importante tener en cuenta su edad y sus gustos, pero mucho más importante es no dejar de lado la seguridad de los juguetes para garantizar un juego seguro.

Según una encuesta llevada a cabo por CECU con la colaboración de la AEFJ, casi la mitad de los encuestados desconocen los puntos básicos de la seguridad de los juguetes. Por eso quiero contártelo  en el blog de juegos y juguetes.

 

Un juego seguro comienza con un juguete seguro

pictograma-marcado-ceEs importante leer el etiquetado del juguete y comprobar los pictogramas de seguridad antes de comprar un juguete. Para que pueda venderse en la Unión Europea debe llevar el marcado CE, la dirección del fabricante y la del importador. También debe incluir las advertencias necesarias para garantizar la seguridad del juguete durante  su uso. Estas deben ir precedidas de la palabra “Advertencia” y, al menos, en nuestro idioma.

no-recomendado-para-menores-de-tres-anosUna de las advertencias más comunes es la que indica que un juguete no es apto para menores de tres años. Puede aparecer con palabras o con un pictograma rojo con la cara de un bebé y la edad del mismo. En cualquier caso, indica que el juguete puede ser peligroso por contener piezas que pueden desprenderse o producir ahogamiento.

El etiquetado de seguridad debería ser lo primero en lo que nos fijásemos a la hora de adquirir un juguete. Sin embargo, no todo es oro lo que reluce porque en ocasiones también se falsifican estos pictogramas.

Por ello, la AEFJ recomienda comprar juguetes en establecimientos de confianza y desconfiar de las diferencias sustanciales de precio. Si una empresa es capaz de falsificar un juguete, posiblemente también sea capaz de saltarse la normativa de seguridad.

Otras recomendaciones para que nuestros hijos disfruten de un juego seguro son seguir las instrucciones de montaje y uso. Por supuesto, no hace falta decir que no hay que dejar a los más pequeños sin supervisión.

 

También puede interesarte